Nano de Marbella

Comienza el estudio de guitarra flamenca a los 10 años en Marbella, en la escuela de Antonio Morilla, destacado alumno del Niño Ricardo. Ha tenido reconocidos maestros como José Antonio Rodríguez, Paco Cortés, Miguel Ochando o Emilio Maya entre otros. La suya es una guitarra de fuerza y brío, elocuente, expresiva y con un sabor a antiguo y puro.

Desde muy joven comienza su actividad en peñas, festivales y tablaos. Trabaja como guitarrista solista además de acompañar a infinidad de cantaores y bailaores. A su vez participa en diversos grupos de música latina, árabe-andalusí, rock, circo y teatro.

Ha compartido escenario con artistas como La Macanita, Rancapino, Los Delinqüentes y Son de la Frontera.

Tras algunos viajes reside en Granada, donde profundiza su flamenco con una intensa actividad artística y profesional.